La boda de Chelo y Santiago

Actualizado: 12 nov 2021


Esta boda será por siempre de mis bodas más especiales, no solo porque abrió la temporada de celebraciones del 2021, sino porque los novios y yo soñamos juntos esta boda y, luego de muchas modificaciones, ajustes y meses de trabajo a tope, logramos que fuese aún más perfecta de lo que imaginamos.


Chelo y Santiago se comprometieron hace 2 años en Milán, en un viaje sopresa muy emocionante. Y, tras la pedida de mano, decidieron tomárselo con calma, por lo que el 2020 iba a ser el año para comenzar a planificar su boda, pero... nos tocó una pandemia.


Luego de pensarlo y repensarlo por el tema familiar (la mayoría de sus seres queridos viven fuera de España), sumado a que los trámites y requisitos podían complicar las cosas y sin ganas de retrasar más la celebración, en marzo 2021 recibieron la aprobación de su expediente matrimonial, con fecha incluída: 10 de junio.


A partir de ahí todo fue encajar las piezas para armar el más bonito de los puzzles nupciales que podíamos imaginar.


Fue una boda muy íntima, en el barrio de Madrid en donde llevan unos 4 años viviendo. Para sorpresa de muchos fue un jueves, a medio día y en un restaurant.


Además, dada la imposibilidad de que buena parte de sus familiares asistieran a la celebración, organizamos una retransmisión vía Zoom e Instagram Live de la ceremonia simbólica que los novios querían ofrecer (ya que la del registro suele ser corta y poco emotiva), para así poder celebrar, aún en la distancia, con sus seres más queridos.


Tras la ceremonia (y un rápido montaje y desmontaje del salón del restaurant), los novios hicieron su entrada formal como Sr. y Sra. Torres Garavito y tuvieron su primer baile de recién casados, para luego dar paso a una deliciosa comida en la intimidad junto con los 24 invitados que los acompañaron.


Aunque no parezca lo tradicional, les garantizo que todos los que asistimos, participamos y vivimos con Chelo y Santiago su gran día, sentimos en todo momento la magia especial que rodea a una boda y, sin duda, quedará por siempre en nuestros corazones.


Chelo y Santiago confiaron en mi desde el comienzo para vivir la aventura de organizar su gran día y les estaré por siempre agradecida por escogerme para hacer realidad su boda soñada.


Aquí les dejo algunas de mis fotos favoritas, capturadas por el lente de Estudio Zoe.





Quiero extender mi agradecimiento a todos los involucrados, porque fueron parte de la organización y nos ayudaron a que esta boda fuese tan bonita.


Papelería: AC Designs

Recepción: Restaurante Haches

Fotografía: Estudio Zoe

Floristas: Latin Flowers

Coordinación de transmisión en vivo: Davis & Davis Eventos

Tarta de bodas: Anto Cupcakes

Topper de tarta: Woowlow

Estilismo novia: Almy Makeup




65 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo